El Pastor y Presbítero Internacional Julio Flores, cada año después de la Convención, hacia un recorrido por distintas Iglesias de la Familia, siempre lo hacía pasando por Las Flores. Hablando con los Pastores Cabrea les menciono de un matrimonio de su ciudad, San Salvador de Jujuy, que se había radicado en 17 de Octubre (Rafael Castillo) ya hacia varios años y pidieron ayuda pastoral, porque querían tener un anexo y hacerlo a la manera del Movimiento Cristiano y Misionero. El Pastor Julio Flores les pidió a los Pastores de Las Flores que por favor se hicieran cargo de ayudar hacia este fin. Fernando Luis Pérez se encontraba haciendo su discipulado en Las Flores y desde el comienzo mismo los Pastores llevaban a Fernando y en unos de esos viajes solos en el vehículo, el Pastor dialogó con Fernando proponiéndole que él orara por cierta decisión, a lo cual inmediatamente Fernando interpretó que el Pastor le sugería que orara por una chica, puesto que el era soltero y bastante reservado al respecto, Fernando escuchaba y el Pastor decía con doble sentido: A mi me parece que es exactamente para vos y a mi me parece bien exacto, pero quien tiene que tomar la decisión sos vos… Decía el Pastor: Es hermosa… Fernando pensaba que se refería a una posible esposa. En la conversación el Pastor le dijo: Se llama 17 de Octubre… Fernando decía: Bueno, vamos a orar, pensando que el Pastor hablaba de una chica, hasta que por fin le dijo: 17 de Octubre es una localidad donde hay que atender la obra del Señor… Fernando sonriendo disfruto la sorpresa y luego la experiencia como obrero de este hermoso lugar.

Hoy Fernando Luis Pérez esta casado con Silvia, su esposa y ayuda idónea, mama de sus dos hijos, con quien, en medio de luchas y victorias siguen adelante haciendo la obra de Dios ya con un grupo de colaboradores y congregación de la familia del MCyM Rafael Castillo.

Dios les bendiga con lo mejor del trigo de los cielos Salmos 81:16 Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo, Y con miel de la peña les saciaría. Salmos 78:24 E hizo llover sobre ellos maná para que comiesen, Y les dio trigo de los cielos. San Juan 12:24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Compartir con: