«Pero María guardaba todas estas cosas, meditandolas en su corazon» Lucas 2:19
Tenemos el ejemplo de María que era una joven consagrada que caminaba en su vida como a Díos le agradaba. En este texto específico habla de que las cosas que Dios le había revelado ella las guardo en su corazon. Muchas veces cometemos el error de contar muchas cosas nuestras ya sean metas a alcanzar, sueños o promesas que hemos recibido. Después vemos que esas cosas no se cumplen y no entendemos el porque. A veces es necesario que guardemos nuestros anhelos y los tengamos en oracion porque Dios es fiel para terminar la obra que empezó en cada uno de nosotros.
El enemigo es astuto y muchas veces toma nuestras palabras dichas y trata de hacer de todo para que las mismas no se cumplan.
De ahí que es necesario presentar nuestras peticiones a Díos pero no comentarlas mucho hasta que estas se hagan realidad.
Cuidemos nuestras palabras sepamos a quien debemos contar nuestros anhelos, al Padre. Y veremos hecho realidad cada sueño y anhelo según su voluntad. Dios te bendiga mucho!!!!

Compartir con: