El día domingo disfrutamos de una gloriosa reunión de buenas noticias en la que la presencia de Dios se hizo presente trayéndonos palabras proféticas a las familias y también a la Argentina. Algo hermoso fue lo que vivimos ese día realmente agradecidos a Dios por su mover.

 

Compartir con: