CON EL LEMA AVIVA TU OBRA EN MEDIO DE LOS TIEMPOS, EL ESPÍRITU SANTO MINISTRÓ DESDE LA MAÑANA A CADA MATRIMONIO PASTORAL Y DURANTE TODA LA JORNADA EL SEÑOR ESTUVO FORTALECIENDO Y HABLANDO AL CORAZÓN DE CADA SIERVO DE DIOS. TIEMPO DE COMUNIÓN, DE MINISTRACIÓN Y DE MOVER DEL ESPÍRITU SANTO.

Compartir con: