En el día de ayer compartimos una hermosa jornada con los obreros, como cada último miércoles de cada mes.
Con reuniones por la mañana, tarde y culminando por la noche con la reunión de milagros junto a los obreros presentes.
Es hermoso poder fortalecernos en cada una de estas reuniones tanto obreros de los diferentes lugares como los discípulos que se están preparando.
Agradecidos a Dios por todo lo vivido, vamos por mucho mas!!

 

Compartir con: