“Dios ama al dador alegre.”

Gracias por tu generosidad

¡Eres parte de la historia!

Lc. 16:9 nos enseña que existe una conexión espiritual, inexplicable, entre la forma que uso mi mis recursos y el impacto que eso causa en la eternidad.

Con tu generosidad estás siendo parte de la historia de vidas transformadas en nuestra ciudad.

“Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

NUESTRO ALIAS PARA SU GENEROSIDAD ES:
MCYMLASFLORES